Sexualidad y juguetes sexuales

La sexualidad ha sufrido un notable cambio durante las últimas décadas. Una sociedad más abierta y dispuesta a hablar de sexo con naturalidad ha permitido el desarrollo que podamos compartir nuestras experiencias sexuales, nuestros problemas, y en general, enriquecer nuestra vida sexual.

Si bien hace unos años era impensable el uso de juguetes sexuales para facilitar o potenciar nuestras relaciones, hoy en día resulta cada vez más natural el uso de estos juguetes.

Sin lugar a dudas para disfrutar al máximo es necesario abrir nuestras mentes y estar dispuestos a experimentar con nuestra pareja dentro de un ambiente de comprensión, aceptación y disfrute mutuo.

Bolas chinas

Bolas chinas

Para los aprendices nada mejor que una ilustración para aclarar conceptos, de forma que en la foto puedes ver unas bolas chinas. Es decir, una serie de bolas de tamaño variable unidas por un cordel o material flexible.

Dichas bolas están pensadas para introducirse en la vagina o el ano, con el fin de estimular las ramificaciones nerviosas de gran sensibilidad que existen en dichas zonas.

Estas bolas pueden contener a su vez otras en su interior de menor tamaño, las cuales con el movimiento del cuerpo provocarán agradables vibraciones que pueden llegar a provocar el orgasmo.

Usando las bolas chinas

En sexualidad no existe el manual definitivo, y seremos nosotros y nuestra imaginación quienes demos ese toque especial a cada relación. En este sentido las bolas chinas pueden ser un simple juguete que nos permita comenzar los prolegómenos de una relación, o el instrumento final para acrecentar el orgasmo de nuestra pareja.

Más información